¿En qué consiste la amigdalitis,?sus síntomas y su cura.

La amigdalitis consiste en la inflamación de las amígdalas causada por virus y bacterias como estreptococos o estrafilococos que se transmiten a través de partículas de saliva o flujo nasal.

Escalofríos.
Fiebre.
Dificultad para deglutir.
Voz gruesa.
Crecimiento en ganglios linfáticos.
Mal aliento.
Dolor de cabeza.

¿Qué tratamiento se aplica para la amigdalitis?

Remedios caseros para la amigdalitis
Estas recetas naturales te pueden ayudar a tratar el cuadro de inflamación de las amígdalas, como complemento a los medicamentos o bien, cuando recién comienzan a aparecer los síntomas:

 

 

Haz gárgaras con zumo de limón recién exprimido y una cucharada de miel, cinco veces por día. Lava tus dientes al terminar para evitar el efecto corrosivo que tiene el limón en las dentinas.
Realiza un emplasto de hojas de salvia hirviendo (o lo más caliente posible). Aplica en la garganta y envuelve con un pañuelo o paño para que el calor se mantenga. Cuando se enfría, sustituir por otro. Se pueden hacer, mientras tanto, gárgaras de infusión de salvia, tibia.
Mezcla una cucharada de miel, una de vinagre de manzana y una taza de agua tibia. Bebe lentamente de a sorbos sin dejar que se enfríe.
Hierve medio litro de agua, coloca 30 gramos de salvia y 25 de pimienta de cayena. Deja reposar y realiza gárgaras varias veces al día.
Prepara un zumo con 3 zanahorias, media taza de agua y 6 fresas. Licúa todo durante 3 minutos y bébelo.
Realiza una infusión de tomillo. Añade el zumo de medio limón y una cucharada grande de miel y bebe.
Mezcla el zumo de un limón con una cucharada de bicarbonato de sodio. Realiza gárgaras tres o cuatro veces al día. Limpiarás las placas que están “molestando” a tus amígdalas.
Come un par de dientes de ajo o rodajas de cebolla crudos cada día.
Coloca en fuego lento algunos higos secos y dos cucharadas de miel. Añade agua y bebe una cucharada de este jarabe tres veces cada día.
Mezcla leche tibia o caliente con arcilla hasta que se forme una pasta blanda. Colocar como cataplasma con una tela gruesa alrededor del cuello.
Hierve tres cucharadas de romero con una taza de vino blanco y una cucharada de miel. Realiza gárgaras tres veces por día.

Si su origen es bacteriano, la infección se elimina con con remedios naturales, asimismo hay que guardar reposo para que el organismo se recupere.

Compartir

Comentarios