Increíble Bebida Anti-Inflamatoria, Antifúngica, Anticancerígena, Que Además Limpia El Intestino Y Purifica La Sangre

La leche de cúrcuma es una bebida ayurvédica tradicional que proviene de la India y suele beberse justo antes de acostarse. Es una tradición similar a beber leche caliente antes de ir a la cama. Incluso si no te gusta la leche de vaca, es una bebida deliciosa y saludable. Tiene un efecto relajante magnífico y puede ayudarte a conciliar el sueño

 

Por otro lado, nosotros podemos añadir un poco de jengibre a esta leche para potenciar sus propiedades antinflamatorias. También podemos agregar otros ingredientes que pueden aportar otros beneficios. La miel es opcional si quieres endulzar la receta, además de darle otras propiedades medicinales. En este sentido, tienes la opción de leche de coco, pues te aporta grasas saludables, ácido láurico, lípidos antimicrobianos y ácido cáprico.

 

Beneficios de la leche de cúrcuma

Alivia el dolor de la artritis gracias a sus propiedades antinflamatorias
Desintoxica el hígado y mejora la función hepática
Mejora el flujo de la bilis
Ayuda la correcta circulación sanguínea y diluye la sangre
Mejora el tracto digestivo y previene úlceras
Reduce dolores y fiebre
Mención aparte merece sus propiedades anticancerígenas. Varias investigaciones han podido comprobar la capacidad de la cúrcuma para combatir el cáncer. La curcumina mata diferentes tipos de células cancerosas. Ya ha sido probada en animales y ha podido prevenir o retrasar el desarrollo de cáncer de piel, de mama, hígado, estómago, duodeno y de colon. En este sentido, también tiene propiedades anti angiogénicas, por lo que reduce la formación de vasos sanguíneos en los tumores. Así, los asfixia y evita su crecimiento y posterior metástasis.

Receta de bebida de cúrcuma

Ingredientes:

2 tazas de leche de coco
1 cucharadita de cúrcuma
¼ de cucharadita de pimienta negra
1 trozo de jengibre en rodajas
Miel (opcional)
Entre los ingredientes, encontrarás la leche de coco, pero puede ser la leche que prefieras. Además, si tienes problemas intestinales, no deberías incluir la pimienta negra, pues puede empeorar la situación.
Método de preparación:

En una olla, añadiremos todos los ingredientes, exceptuando la miel, y lo removemos bien.

Mientras, lo calentamos a fuego medio hasta que empiece a burbujear. Entonces, bajamos el fuego durante unos 5 minutos para permitir que todo se mezcle bien.

El siguiente paso será colar la bebida. Añadiremos la miel y lo removemos bien. Ahora ya tienes la cantidad necesaria para dos raciones de esta fantástica bebida.

Compartir

Comentarios